Ortodoncia, también para adultos

ortodoncia-adulto

Si tu objetivo es conservar la sonrisa y tus dientes para toda la vida, ten en cuenta esta palabra: ortodoncia. La ortodoncia es una de las técnicas dentales más avanzadas para impedir la pérdida precoz de piezas dentales en niños y adultos.

Motivos para usar ortodoncia

Los correctores dentales son una pieza clave para evitar dolencias en el futuro causadas por un largo tiempo de mordida incorrecta, apiñamiento (dientes excesivamente juntos), sobremordida, espaciamiento, submordida o mordida cruzada; las principales causas por las que se recomienda la ortodoncia y la ortodoncia estética a los pacientes.

Veamos, a continuación, cuáles son las técnicas de ortodoncia más utilizadas en adultos, un sector de la población que olvida que esta técnica también sirve para ellos. Si es tu caso, presta mucha atención, ¡seguro te interesa!

Distinguimos las ortodoncias para adultos en 2: a través de aparatos fijos y a través de aparatos extraíbles.

Ortodoncia con aparatos fijos

1. A través de bandas, alambres y brackets: se trata de los aparatos fijos más extendidos. Se instala un mecanismo que recorre todas las piezas dentales (los brackets se fijan en la parte frontal de cada diente) y a través de un sistema de alambres, conectado a las bandas se ejerce toda la presión para mover los dientes hasta que adquieran su posición correcta y se salven los defectos de mordida que motivaron el tratamiento.

2. Con aparatos fijos especiales: para evitar malos hábitos como la chupada de pulgar o el empuje de la lengua contra los dientes, se utilizan unos aparatos fijos especiales que se anclan a través de unas bandas sujetas a los dientes. Se trata de uno de los tratamientos de ortodoncia estética más radicales, por ello los dentistas nos recomendarán que el tratamiento se realice como último recurso.

Ortodoncia con aparatos extraíbles

1. Alineadores: se trata de una de las soluciones más extendidas entre los adultos muy preocupados por el aspecto estético de su sonrisa. Los alineadores para ortodoncia no utilizan ni alambres ni brackets. Una banda ajustable e invisible será la responsable de transformar tus dientes hasta su posición saludable, evitando así jaquecas y dolores de cabeza por el uso continuado de una mala mordida. Deberás quitártelos para comer y para cepillarte, siguiendo nuestros consejos.

2. Retenedores de espacios removibles: instalar prótesis o carillas puede no tener que poder hacerse de manera inmediata. Infecciones o enfermedades periodontales podrían retrasar una cita para completar un espacio dental perdido. Entretanto, para evitar que los dientes adyacentes invadan el espacio reservado para la prótesis o carilla, pueden utilizarse retenedores que evitarán que tu baile natural de dientes, cuando ven hueco al que moverse, se produzca. Una base acrílica y bases de plástico y alambre se aplicarán a los dientes conflictivos y así, se les mantendrá a raya.

3. Aparatos para reposicionar la mandíbula: ATM son las siglas de Articulación Temporo Mandibular, una enfermedad ocasionada por la mala apertura y cierre de una mandíbula durante años, responsable de numerosas dolencias. Estos aparatos extraíbles lo que hacen es, a modo de entablillado, obligarte a abrir y cerrar la mandíbula en posiciones mucho más ventajosas para tu salud. Así evitarás transtornos en un futuro que mengüen tu calidad de vida.

Acudir a un dentista de confianza

Sea cual sea el aparato que se utilice, para todos ellos es necesario acudir al odontólogo o dentista, al menos, una vez al mes. La llamada “revisión mensual”, que te ayudará a que el tratamiento avance con paso firme. Ten en cuenta que la ortodoncia puede demorarse un lapso de meses, incluso años, hasta que los efectos correctores se cumplan definitivamente.

¡Ven a Clínica Barreiro y conoce nuestras ortodoncias de primera mano!