Qué es el Bruxismo

que es el bruxismo

Por su nombre más técnico pocos identificarán qué es el bruxismo, pero sí sabremos identificarlo solo con decirnos que si rechinamos o apretamos los dientes mientras dormimos. Un tecnicismo que no todos conocemos pero que es un problema más común de lo que pensamos.

Por lo tanto, el bruxismo consiste en apretar la mandíbula superior contra la inferior y mover los dientes hacia adelante y hacia atrás lo que provoca la fricción entre los mismos y los problemas derivados de ello que requerirán de una solución profesional para evitar daños mayores en nuestra salud dental.

Causas y consecuencias del bruxismo

Es un problema que afecta a un gran número de personas y que puede desencadenar en importantes dificultades dentales para los que lo sufren, por ello, cabe conocer sus síntomas y las causas que lo provocan para reconocer qué es el bruxismo y acudir a un especialista en caso de padecerlo. Las causas que provocan el bruxismo pueden ser diversos, aunque los más comunes son:

  • Ansiedad o estrés, ya sea en períodos cortos o una situación prolongada
  • Alineación inadecuada de los dientes
  • Alimentación incorrecta
  • Una mala postura corporal
  • Tras un tratamiento dental, como un empaste o una prótesis mal colocados

De dichas situaciones y con los síntomas ya conocidos del bruxismo se derivan las siguientes consecuencias que repercuten en nuestra salud dental:

  • Los músculos de esa zona se inflaman
  • Fracturas dentales
  • Dolores de cabeza y oídos
  • Trastornos del sueño
  • Pérdida del esmalte dental
  • Excesiva sensibilidad en los dientes
  • Hipertrofia de los músculos de la masticación

Generalmente el bruxismo se da durante el descanso nocturno por lo que las personas que lo padecen pueden no identificarlo al no ser conscientes de ellos pero sí con las consecuencias anteriormente citadas.

Soluciones para el bruxismo

Una vez detectado el problema, habrá que poner varias soluciones para contrarrestar este apretar dental inconsciente. Por ello, durante el día será clave estar alerta y evitar la presión sobre nuestras piezas dentales. Además, también habrá que reducir el estrés que causa el bruxismo o corregir la postura corporal si es esa la causa.

Por las noches, la mejor opción será la férula de descarga, ya que el bruxismo es una acción inconsciente que realizamos al dormir. La férula es una funda de resina rígida hecha a medida para cada persona y que permite que todos los dientes descansen, relajando así la musculatura de la mandíbula. Pero, sin duda, el bruxismo es un problema más complejo y debe de detectarse y tratarse desde el primer momento para impedir que nuestro cuerpo siga causándose daños inconscientemente.

Reducir los niveles de ansiedad o estrés, cuidar la alimentación y la postura corporal y dormir con la férula de descarga son tres pasos fundamentales para liberar a nuestras mandíbulas de la presión y asegurarnos una boca sana y cuidada.