Qué es la profilaxis dental

profilaxis y salud dental

La palabra profilaxis procede del griego. En realidad proviene de la palabra “prophylaxis” que se traduce con la palabra prevención. Esta palabra está formada por un prefijo “pro”, que hace referencia al tiempo (antes), y la palabra “phylax”, que significa guardián. El sufijo “sis” hará referencia únicamente a la acción.

Medicina profiláctica

Utilizamos el término profilaxis cuando queremos referirnos a las acciones que hay que llevar a cabo para prevenir enfermedades o, simplemente, para llevar un control de las encías, si hablamos de un médico dentista.

La medicina profiláctica hace referencia al tipo de medicina que se ocupa de prevenir enfermedades u otros problemas. En este caso, no se trata de medicar una enfermedad ya presente. En definitiva, medicina profiláctica es medicina preventiva y el cuidado de la salud dental.

Los especialistas tratan de ofrecer consejo, inculcar rutinas beneficiosas para la salud de su paciente y, de esta manera, no llegar a tener que tratar enfermedades ya existentes.

Concienciación social

Son muchos los debates abiertos sobre cómo debe comenzar el estado a crear conciencia de la acción de prevenir a su población. La medicina profiláctica se debe iniciar desde el apartado de salud pública. Campañas de visualización como, por ejemplo, evitar enfermedades endémicas, entre otras, son las primeras medidas a tener en cuenta.

Profilaxis dental

Una cuestión de importancia es el estado de nuestra boca. Habitualmente, no se presta la misma atención al estado de salud del cuerpo que al de la boca y es un grave error que puede conducir a sufrir enfermedades dentales.

La boca es fácil de cuidar puesto que se puede acceder a ella desde el exterior. Por ello, no mantener una limpieza adecuada no tiene excusa posible.

Tipos de limpiezas dentales

1. Limpieza sencilla, indicada para pacientes con encías sanas. Los expertos ayudarán en la eliminación de sarro, asegurando el correcto estado de la boca.

2. Limpieza semi profunda, indicada para pacientes que llevan demasiado tiempo (más de un año) sin realizarse una limpieza dental. En esta ocasión, se eliminará el sarro y las manchas que puedan existir.

3. Limpieza profunda, este tipo de limpiezas se realizan cuando el paciente sufre problemas dentales tales como halitosis, piezas dentales con movimiento o carencia de las mismas.

Hablemos de enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es una enfermedad que se desarrolla en la boca. Ocurre cuando las bacterias comienzan a irritar la encía. Si no se trata con el debido rigor, se puede perder la pieza dental o tener piezas sueltas.

Síntomas y señales de la existencia de la enfermedad

Este tipo de enfermedad avanza con rapidez. Por este motivo, la realización de controles dentales cobra una gran importancia. Prestemos atención a los siguientes síntomas:

– Sangrado: si sangramos al limpiarnos los dientes o usar el hilo dental debemos asegurarnos de que no sufrimos una infección. Acudir al especialista para una completa revisión será lo acertado.

– Dolor dental, hinchazón de la encía o incluso rojez de la misma son síntomas de infección bucal. Un tratamiento médico dental adecuado puede aliviar esta infección.

– Dientes de largura poco habitual. La progresión de la enfermedad puede disminuir el volumen de la encía haciendo esta más fina. Esta es la causa por la que los dientes parecen más largos de lo normal.

– Mal aliento. Aunque el mal aliento puede provenir de una cantidad muy numerosa de problemas que nada tienen que ver con la salud dental, es preciso descartar que el mal olor provenga de la proliferación de las bacterias procedentes de la infección.

Periodoncia: ¿qué es?

La periodoncia es la especialidad médico dental que incluye cirugía. Esta rama trata de prevenir las enfermedades, pero cuando estas ya son una realidad las diagnosticará y tratará. Si esta rama te resulta atractiva lee un poco más.