Todo sobre tu primera cita a un dentista

primera cita al dentista

La salud bucodental es un aspecto esencial para todo el mundo, el cual debe tenerse presente desde los primeros años. Sin embargo, en algunos casos se suele dejar a un lado o no se le da la importancia necesaria. Por eso, en este post te dejamos algunas recomendaciones para que te prepares adecuadamente tu primera cita con un dentista.

¿Cuándo acudir al dentista?

No tienes que sentir un dolor o tener algún problema en los dientes para acudir al odontólogo. Lo ideal es asistir al menos una vez al año para una revisión general y una limpieza que te ayuden a prevenir cualquier afección o tratarla en el momento adecuado. Es común que todos le teman al dentista, pero para que eso no suceda debes encontrar uno que te genere confianza, sea paciente contigo y pueda explicarte qué sucede con tus dientes de manera clara.

Si acudiste al dentista hace demasiados años o todavía no has ido, debes tener en cuenta varios aspectos antes de asistir a tu primera cita.

Tal vez el miedo a las agujas o diversos artefactos utilizados por los odontólogos te den miedo. Pero si se trata de una primera cita y es solo para una revisión general, no debes preocuparte ya que el dentista se encargará de hacer una evaluación general e indagar en tu historia clínica. Es importante que seas sincero e informes al odontólogo sobre enfermedades pasadas para que pueda realizar un mejor diagnóstico y un tratamiento favorable.

¿Cómo será la primera cita?

En las revisiones generales es necesario seguir varios procedimientos, como una revisión general; una articulación temporomandibular en la que se verifica que los movimientos de la mandíbula sean correctos; la exploración periodontal o de las encías; exploración bucodental, y exploración ocusal, cuyo objetivo es analizar cómo es la mordida y descartar problemas derivados de ello.

Para realizar la exploración bucodental el odontólogo utilizará un espejo circular pequeño que le permitirá examinar en detalle toda tu boca, incluyendo las mejillas, paladar y glándulas salivales. También revisará cómo se encuentra cada uno de tus dientes y las encías en busca de algún problema. En algunas ocasiones también puede realizar alguna radiografía para averiguar si debe realizarse algún tratamiento más concreto.

Al finalizar cada una de las exploraciones el odontólogo expondrá las afecciones localizadas e ira explicando todo con ayuda de una cámara intraoral. Lo siguiente será el diagnóstico y la exposición del tratamiento a seguir. Con eso, el historial clínico quedará fijado y se establecerá un programa de prevención.

¿Cómo debes llevar tus dientes a la cita?

  • El cepillado es primordial para la limpieza y debe realizarse al menos tres veces al día; un correcto cepillado ayudará a prevenir enfermedades como caries y mal aliento. La manera de hacerlo es por medio de movimientos suaves y cortos en cada uno de los dientes. No ejerzas demasiada fuerza, pues podrías lastimar las encías. La limpieza se puede completar con el uso del hilo dental y los enjuagues bucales.
  • Tener el mismo cepillo durante varios años no es nada saludable ya que pierde su efectividad y podría generar una infección. Los odontólogos recomiendan hacer el cambio cada tres meses. También es esencial elegir un cepillo que sea adecuado para ti, y que el tamaño de la cabeza sea apto para llegar incluso a los dientes de difícil acceso. En cuanto al tipo de mango y los filamentos, puedes elegir el que te resulte más cómodo o guiarte por la recomendación de tu dentista.

Ahora que ya sabes todo lo que pasará en tu primera cita, no tengas miedo.  Puedes agendarla en Clínica Barreiro y, de la mano de profesionales de la salud dental, no sufrir más.