Cómo usar los cepillos interdentales y el hilo dental

cómo usar los cepillos interdentales

Para lograr una higiene bucodental adecuada conviene incluir complementos como los cepillos interdentales. Si utilizas el hilo dental y los colutorios, además del cepillado, lograrás mantener tus dientes sanos. De hecho, los odontólogos recomiendan combinar todos estos elementos para mantener tu salud dental.

Los cepillos interdentales

Se utilizan para llegar a los espacios entre los dientes. En esas zonas se acumulan restos de alimentos y no basta con el cepillado. La placa bacteriana puede llegar a producir caries y periodontitis si se acumula en zonas de difícil acceso.

El hilo dental ayuda a eliminar la placa y restos entre los dientes, pero el cepillo interdental logra una mayor limpieza.

Existen diferentes medidas de cepillo. Por eso, dependiendo del espacio entre tus dientes, debes elegir la de mayor tamaño que quepa entre los mismos.

Técnica del cepillado interdental

– El cepillo debes meterlo suavemente entre los dientes, presionando y sin ejercer fuerza.

– Una vez dentro, en ángulo de 90º respecto de los dientes, sácalo suavemente. ¡Eso es todo!

– Debes usarlo una vez al día, lo mejor es que lo utilices en el cepillado nocturno.

– Dada su forma y sus finas hebras elimina todos los restos acumulados entre los dientes.

Lo más conveniente, si tienes dudas, es comentarlo con tu dentista. Él te guiará en la técnica y el tamaño del cepillo interdental.

Cuánto tiempo dura un cepillo interdental

Los cepillos de dientes normales se recomienda cambiarlos cada 3 meses. Estos cepillos debido al uso que reciben debes cambiarlos cada mes y medio o dos meses. Te darás cuenta de que los pequeños alambres se van curvando. En ese momento, incluso si es antes del mes y medio, cámbialo.

Los beneficios del uso del cepillo interproximal

– Elimina eficazmente restos de comida y la placa dental entre los dientes.

– Se recomiendan para limpiar los aparatos de ortodoncia, los implantes y las coronas.

– Limpian zonas muy difíciles de alcanzar con el cepillado normal, incluso, con el hilo dental.

– Ayudan a prevenir la gingivitis y periodontitis.

El sangrado de encías es uno de los síntomas de enfermedad periodontal. Por este motivo, lograr una higiene profunda, es fundamental, ya que el cepillado normal no llega a zonas inaccesibles.

¿Existe algún inconveniente en su uso?

Lo que te podemos recomendar es que no ejerzas fuerza. Nunca debes forzar el cepillo interdental porque puedes dañar las encías y producir una herida o sangrado.

Si tienes dudas, lo mejor es que consultes, en tu visita o revisión, al odontólogo sobre su uso. Pero no tiene inconvenientes.

Los niños pequeños pueden dañarse las encías por lo que lo que se recomienda es que usen hilo dental. Conforme van creciendo pueden aprender a usar los cepillos interproximales, sobre todo, si llevan ortodoncia.

El hilo dental: ¿cómo debes usarlo?

Otro de los imprescindibles es el hilo dental. Es realmente necesario para limpiar en la zona de unión de diente y encía. Ahí el cepillo normal no puede llegar. También complementa el uso del cepillo interdental porque es para espacios más pequeños.

Técnica del hilo dental

-Toma unos 45 cm de hilo dental, enrolla unos centímetros en tu dedo anular. Debes observar que te queden unos 3 o 4 cm para la limpieza.

– El hilo debes sostenerlo entre los dedos índices y pulgares.

– Mételo entre entre los dientes y deslízalo con suavidad arriba y abajo.

– Asegúrate de que en la base de cada diente llegas un poco debajo de la encía.

– No estires, no hagas demasiada fuerza porque puedes dañar las encías.

– Ve desenrollando el hilo del dedo anular para usar porciones limpias en cada diente.

Si necesitas consejo sobre higiene dental, sobre el uso del hilo o cepillos interdentales, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros. En Clínica Barreiro estamos encantados de poder atenderte.