Cuidados bucales y nutrición durante las vacaciones

cuidados bucodentales en verano

Seguramente, estés a punto de irte de vacaciones, o disfrutando de las mismas, para desconectar del estrés constante de la ciudad. Sin embargo, cada año, muchísimas personas vuelven de sus vacaciones con los dientes y cavidad oral gravemente perjudicados. ¿Sabes cuáles son las razones? Toma nota y evita algunos hábitos muy perjudiciales para el cuidado de tu salud bucodental.

Cuidados fundamentales en piscina y playa

El contacto con el agua de piscinas y playas pueden causar un daño para tu salud bucal, al igual que los continuados traumatismos por resbalones.

Cloro de las piscinas y agua de playas

El cloro es un componente bactericida que evita que te contagies de alguna infección. Sin embargo, puede llegar a dañar tu esmalte y barreras defensivas, siempre que estés en constante contacto con él. Por esta razón, debes procurar no tomar agua de la piscina o que tus niños estén constantemente “enjuagándose” la boca al jugar con ella.

También, frecuentemente el agua de las playas no es de total calidad, con numerosas bacterias y toxinas que pueden afectar gravemente a tu salud bucodental.

Traumatismos y caídas

¿Tus niños no se están quietos ni un segundo? Entonces, es importante que les adviertas todo acerca de los golpes y traumatismos en las piscinas. Lo peor es que un trauma de gran calibre puede llegar a romper muchas piezas dentarias. Especialmente, debes advertirles que no deben correr en los bordes de las piscinas ni tirarse de cabeza a ellas.

Otros cuidados fundamentales: cepillado e higiene bucodental

Indudablemente, en vacaciones debes tener cuidado con tus tratamientos bucodentales (prótesis, ortodoncia, etc). También, recuerda realizar una limpieza exhaustiva cada día, especialmente después de las comidas abundantes, los tentempiés y picoteos.

Cepillado dental: llevar siempre un cepillo o manzana a mano

Si vas a comer fuera de casa, es imprescindible que lleves un cepillo para después de la comida. En muchas ocasiones, una manzana también puede servir como una solución socorrida en caso de no disponer un cepillo.

Enjuagues bucales “caseros”

Si ya te has terminado la paella del chiringuito y se te ha olvidado el enjuague bucal “de viaje”, siempre puedes pedir en el restaurante un pequeño vaso de agua con un poco de sal y gotitas de limón. Puedes realizar este enjuague casero para mantener tu boca siempre saludable tras las comidas.

Nutrición imprescindible para tus dientes

Si no quieres que disminuyan tus barreras defensivas ante las comidas copiosas de las vacaciones, es muy importante que aportes una nutrición básica y fundamental para tu organismo y el de tus niños.

Vitamina C

Aprovecha a tomar abundante fruta para refrescarte, hidratarte y aportar a tu organismo este compuesto. Esta vitamina es un poderoso antioxidante que ayudará a reestablecer la barrera defensiva en tu cavidad oral y a mantener tus encías siempre sanas.

Calcio

El calcio no debe faltar en tus comidas de verano, especialmente para mantener los dientes. Opta por lácteos fresquitos y bebidas como la horchata de chufa baja en azúcares para aportarte este mineral. Recuerda que las legumbres y las verduras de hoja verde también aportan una cantidad enorme en este mineral.

Restringir bebidas alcohólicas

La alimentación es clave, pero sobre todo debes restringir el consumo de alcohol estas vacaciones. Tampoco es recomendable consumir las versiones “cero” ya que, en muchas ocasiones, terminan añadiendo muchos azúcares añadidos que son perjudiciales para tu boca. Lo mejor es que optes por un rico té frío al natural con edulcorantes. Para tus niños, intenta aportarles zumos naturales, helados naturales sin azúcares añadidos y pocos refrescos azucarados.

La higiene bucodental, la nutrición y otros cuidados van a ser fundamentales para mantener tu salud oral intacta, después de las vacaciones. Lo mejor es que solicites, nada más volver a casa, una cita gratuita con Clínica Dental Barreiro. Seguramente, así evitarás posibles disgustos que puedan manifestarse durante el resto del año.